¿Por qué hablar de sexualidad?

Hablar de sexualidad es importante, debido a que en los últimos años la cantidad de noticias e información con respecto a la orientación sexual y la identidad de género se ha incrementado.

Debido a este aumento en la información algunas personas han considerado que se debe a una nueva “moda” como resultado de la atención y visibilidad que se les da a las personas, pero no es así realmente.

Tanto la orientación sexual como la identidad de género forman parte del concepto de sexualidad, y ese concepto no es una “moda”, si buscamos en la historia ha existido desde hace cientos de años, por ejemplo, en cuanto a la orientación sexual en la época de la Antigua Grecia y el Imperio Romano los hombres mantenían relaciones sexuales con otros hombres y no eran discriminados por ello.

Pero ¿por qué se habla más de ello ahora?

El incremento en la información puede deberse en parte a la globalización de la tecnología que ha permitido tener una mayor visibilidad de lo que sucede en diversas partes del mundo.

Actualmente es más sencillo conocer personas de diferentes países lo que permite compartir experiencias y aprender sobre los demás de forma más sencilla, y entre esas experiencias esta aprender sobre la diversidad que existe en cuanto a la sexualidad, específicamente la orientación sexual y la identidad de género.

Por lo tanto, se puede considerar que no se debe a una “moda”, sino que antes no se tenían los medios necesarios para obtener evidencia de la normalidad de las situaciones.

Aunado a eso, esta globalización ha permitido que se consideren más elementos del tema y que deba darse importancia para ayudar a la aceptación y normalización de la diversidad, y que se pueda transmitir en diferentes países las diversas actividades que posibilitan ver y hablar de ello para entenderlo mejor.

Y ¿qué es la sexualidad?

Para tener una mayor comprensión del concepto de sexualidad y que elementos lo componen la psicóloga y sexóloga Irene Negri, creadora del proyecto de educación afectiva sexual “Sexeducando” (@sexeducando) hizo una reflexión respecto a este tema:

Cuando pienso en cómo dar una definición de la palabra Sexualidad, lo primero que se me viene a la mente es decir que se trata de un término multidimensional, que incluye pensamientos, sentimientos, actitudes y creencias, que influyen en la manera que conceptualizamos lo que somos y determina en gran medida la manera en que nos relacionamos con otras personas.

Podemos situarnos a 3 niveles cuando hablamos de sexualidad, el biológico, psicológico y el social, que están interrelacionados y se pueden ir modificando a partir de las experiencias que tenemos durante nuestra vida y el entorno en el que nos desarrollamos.

Así mismo, Negri comenta “si lo vemos más detalladamente, podríamos dividir este concepto de la siguiente manera”:

La afectividad y vinculación, es decir, hacia quién nos sentimos atraídas/os, de quién nos enamoramos y qué estilo de relaciones construimos.

La identificación personal, cómo desarrollamos una imagen de lo que somos, la manera en que incorporamos los estereotipos sociales, las necesidades que tenemos a nivel afectivo-sexual y la conceptualización/aceptación de nuestro cuerpo y emocionalidad basado en nuestros caracteres sexuales.

La actividad erótica, que incluye los comportamientos y fantasías que tenemos frente al sexo, entiendo este último como cualquier actividad que involucre la búsqueda de placer, por uno mismo o en relación a otra persona.

De acuerdo a lo explicado por Negri, vamos a entender que compone cada clasificación por separado

Afectividad y vinculación:

 

  • Vínculo afectivo: es la capacidad humana de establecer lazos con otros seres humanos que se construyen y mantienen mediante las emociones, este vínculo se establece en diferentes planos: en el personal y en la sociedad a través de significados simbólicos y concretos que nos relacionan con otros aspectos del ser humano (Organización Mundial de la Salud, 2000).
  • Orientación sexual: se entiende como la atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otros (American Psychological Association, 2013).

Esta ultima se establece dentro de un fenómeno dimensional que va desde la heterosexualidad exclusiva, hasta la homosexualidad exclusiva y a lo largo de esa dimensión se incluyen los otros tipos de orientación:

  1. Heterosexualidad: son las personas que se sienten atraídas por personas del sexo opuesto.
  2. Homosexualidad: son personas que se sienten atraídas por personas del mismo sexo.
  3. Bisexualidad: son las personas que se sienten atraídas por personas de ambos sexos.
  4. Asexual: se refiere a personas que no sienten atracción a nivel sexual pero sienten la capacidad de atracción a nivel afectivo/romántico hacia otras personas.
  5. Pansexual: son personas que se sienten atraídas sexualmente hacia otras personas independientemente de su sexo biológico, orientación sexual o identidad de género, se sienten atraídos por su personalidad principalmente.

Identificación personal:

 

  • Género: son los atributos, actividades, conductas y roles establecidos por la sociedad que considera apropiados para niños y hombres, o niñas y mujeres, estos influyen en la manera en que las personas actúan, interactúan y en cómo se sienten sobre sí mismas (APA, octubre 2013). Los aspectos del género pueden variar de acuerdo a la cultura donde se desarrolle la persona.
  • Sexo biológico: es el asignado al nacer, se trata del estado biológico de una persona como hombre o mujer y se encuentra asociado principalmente con atributos físicos tales como los cromosomas, la prevalencia hormonal y la anatomía interna y externa (APA, 2013).
  1. Hombre: poseen cromosomas XY, testículos, genitales masculinos, etc.
  2. Mujer: poseen cromosomas XX, ovarios, genitales femeninos, etc.
  3. Intersexual: presentan discrepancias entre sus cromosomas, sus genitales y gónadas, presentando características de ambos sexos.
  • Identidad de género: se refiere al sentido interno que una persona tiene de identificarse como femenina, masculino, la combinación de ambos o ninguno (APA, octubre 2013).
  1. Cisgénero: son personas que están conformes con su sexo biológico y se comportan de acuerdo al género asociado (hombre o mujer) (significados, 2019).
  2. Transgénero: son personas cuya identidad de género, expresión de género o conducta no se ajusta a aquella generalmente asociada con el sexo que se les asignó al nacer (APA, octubre 2013).
  3. Transexuales: son aquellas personas que no se identifican con el sexo biológico con el que nacieron y por lo tanto, recurren a la modificación a través de la intervención quirúrgica y/o hormonal para modificarlo.
  4. Tercer género: son personas que no pueden ser clasificadas como hombre o mujer, no correspondiendo al sexo binario (significados, 2019).
  • Expresión de género: aspectos conductuales que la persona abandera como un elemento más de su forma de ser (Mateu-Mollá, s.f.), pueden demostrar comportamientos o actitudes que se diferencien del sexo y género de la persona
  • Identidad sexual: como la persona se identifica como hombre o mujer, o como una combinación de ambos, y la orientación sexual de la persona. Es el marco de referencia interno que se forma con el correr de los años, que permite a un individuo formular un concepto de sí mismo sobre la base de su sexo, género y orientación sexual y desenvolverse socialmente conforme a la percepción que tiene de sus capacidades sexuales (Sanchez-cordero, junio 2017)

Actividad erótica:

  • Erotismo: conductas y actitudes manifiestas que incitan a la interacción y a la actividad sexual, tales como: caricias, besos, abrazos, estimulación oral, masturbación, entre otras que conducen generalmente al coito y/o directamente a la sensación de placer sexual de quien la práctica y que no necesariamente se busca con estas conductas la reproducción (Cosina-Morales, s.f.).
  • Autoerotismo: comportamiento sexual en el cual el sujeto obtiene satisfacción con su propio cuerpo sin participación de otro ser vivo (Guirao, 2017).

El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera (David Viscott)